Los asesinos: la abuela, María Carmen Espiritoso junto a su hija Claudia Susana Reina y sus nietos, Luis y Maximiliano. La anciana declaró ser la autora intelectual del crimen para salvar a los otros integrantes. Merced a nuestra intervención no pudo lograrlo. Imagen: MIGLINO y Abogados.


La víctima, Vicente Maillo, junto a su esposa y el hijo de ella, Luis, a quien el hombre había dado el apellido
La víctima, Vicente Maillo, junto a su esposa y el hijo de ella, Luis, a quien el hombre había dado el apellido

Hace unos días la Ciudad de Río Gallegos en Santa Cruz, República Argentina quedó conmovida por el asesinato de Vicente Maillo, un comerciante muy querido por la comunidad santacruceña, en una supuesta entradera. Sin embargo, este fin de semana el caso dio un giro macabro cuando la esposa, los hijastros y la suegra del hombre fueron detenidos acusados de contratar a un sicario para matarlo.
La trama es escalofriante. Maillo era propietario de un bazar y había recibido una cuantiosa herencia de su hermano y de sus padres que escalaba a 19 millones de pesos, es decir poco más de un millón de dólares. El jueves pasado, el hombre fue asesinado de cinco puñaladas en su casa ubicada en las calles Zapiola y Corrientes y en principio se creyó que fue víctima de un hecho de inseguridad. O eso fue lo que quisieron hacer creer sus familiares.
De acuerdo a lo trascendido, Claudia Susana Reina (54), esposa de Vicente, y los hijos de ésta: Luis (23) y José Maximiliano (34) y la abuela de ambos, María Carmen Espiritoso (83), se enteraron de que el hombre no los iba a tener en cuenta en la herencia, ya que pensaba transferirlos a otros familiares en vida.
"Vicente Maillo estaba harto de mantener vagos. Por 20 años sostuvo a su mujer Claudia Reina y a los dos hijos de ésta, los - vagos profesionales - y hoy asesinos: Luis Maillo (a quien el buenazo de Vicente había dado su apellido) y José Maximiliano Pérez e incluso a la madre: María Carmen Espiritoso que hoy cuenta con 83 años. El hombre había recibido poco más de un millón de dólares de herencia de sus padres y hermanos y no estaba dispuesto a dejarlo a merced de la banda de crápulas que mantenía a diario. Esa fue su sentencia de muerte. En un lugar chico como Río Gallegos, se supo que su intención era no tomarlos en cuenta al momento del reparto de la herencia y decidieron urdir un plan para matarlo", dijo Javier Miglino, Titular de MIGLINO y Abogados.
En principio todo apuntaba a que había sido víctima de una entradera y lo ultimaron por querer defender a su esposa, pero policías de la DDI y del servicio especial de la Seccional Segunda de Río Gallegos no dejaron pasar por alto algunas contradicciones de la mujer y que alguien había alterado la grabación de las cámaras de seguridad internas de la vivienda, mientras que otras ubicadas en los alrededores registraron que al lugar había llegado una automóvil Audi 3 de color blanco.
Fue así que alrededor de las cuatro de la madrugada del lunes, con una orden de la Jueza de Instrucción Marcela Quintana, la policía realzó dos allanamientos.
Uno de ellos se concretó en la peluquería “Reina S”, propiedad de la viuda, ubicada en la calle Magallanes en pleno centro de Río Gallegos, en cuyos fondos hay una vivienda donde reside la suegra que ahora, debido a su edad, permanece detenida en ese mismo lugar con fuerte custodia.
El otro operativo se hizo en una casa de la calle Zapiola donde fue detenido un hijastro, en tanto que el restante y la viuda quedaron en calabozos cuando se presentaron esa misma madrugada en la citada comisaría para conocer la suerte de los familiares detenidos con anterioridad.

ELIMINARON DVR DE LAS CAMARAS:

"El clan asesino que recuerda a las andanzas del clan Puccio, los secuestradores y asesinos de San Isidro que lideraba el padre Arquímedes Puccio y sus hijos Alejandro y Daniel "Maguila", previamente habían eliminado las grabaciones del sistema de seguridad de las cámaras internas de la vivienda de calle Corrientes 87 (esquina Zapiola), donde se produjo el hecho de sangre. También al secuestrarse los teléfonos de los asesinos, surgieron varios audios de whatsapp que intercambió el clan familiar, uno de los cuales revela que sus integrantes se enteraron que Vicente estaba “repartiendo” las cosas en vida y había que "hacerle algo al viejo" para evitarlo", dijo Javier Miglino.
Vicente Maillo era un hombre mayor y como había recibido la herencia de su hermano Ernesto y de sus padres, tenía pensado legar sus bienes a sus sobrinos, a sus dos hermanas y al hijo de Ernesto.
Entonces, Claudia Reina (esposa de la víctima), se indignó al enterarse de ello y entre todos habrían acordado contratar a un sicario que llegó a Río Gallegos en Audi 3 de color blanco.
En este momento hay estrictos controles policiales en los accesos a la ciudad en búsqueda de ese auto y del autor material del crimen, cuya identidad hasta avanzada la tarde de ayer se desconocía.
El Homicidio:
El sicario apuñaló a Maillo en la madrugada del 16 de noviembre entró en la casa, con cuatro heridas en el pecho y una en el cuello.
La familia enseguida denunció una entradera pero los investigadores observaron inconsistencias entre los hechos y las declaraciones de la esposa.
En primer lugar en la casa no faltaba ningún objeto de valor, con lo cual la hipótesis de un robo quedó rápidamente descartada. Además, el resultado de la autopsia reveló que Vicente estaba sedado cuando murió.
Por último, las cámaras de seguridad, cuyos videos intentaron ser alterados, fueron determinantes: mostraban a Reina ingresando al domicilio junto a un hombre la noche del crimen y retirarse minutos después. A partir de la filmación la suegra se quebró y confesó el plan criminal y los miembros del clan fueron detenidos.
Al enterarse del despiadado asesinato la comunidad de Río Gallegos reaccionó con indignación y llenaron de críticas e insultos las redes sociales de Reina y sus hijos, a quien Maillo había dado su apellido.

Por su parte, la abuela del clan, la única con prisión domiciliaria por su edad, se adjudicó la autoría intelectual del crimen en un intento de salvar la responsabilidad del resto de los integrantes.
Sin embargo todos siguen detenidos, acusados en orden al delito de Homicidio Criminis Causa y Homicidio por Precio con prisión perpetua en el horizonte.
Agencia de Noticias TELAM.

Agencia de Noticias DyN