JAVIER MIGLINO y ABOGADOS. ASUNTOS EN TODO EL PAÍS.

DR. JAVIER MIGLINO y ABOGADOS.


Desde 1945 más que Abogados.
Asuntos en toda la República Argentina.

Contacto lineas rotativas:
(011) 4786 - 8118
(54 11) 4786 - 8118

Para solicitar una consulta:
Lunes a Viernes. 11 a 15 horas.



Av. Alicia Moureau de Justo 540.
Puerto Madero.

BELGRANO

Avenida del Libertador 6222.

SAN ISIDRO

Avenida del Libertador 13.920.

NEUQUÉN

Juan B. Justo 350. Ciudad de Neuquén.

MIAMI:

2216 NW 4th Terrace MIAMI. Miami.
FLORIDA. 33125. MIAMI.
ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA.

































domingo, 18 de diciembre de 2016

Prohibido usar pieles de animales.


La modelo argentina Vanesa Carbone y su aporte a la campaña contra el uso de pieles de animales.
Mediante una investigación llevada adelante para la ONG Defendamos la REPÚBLICA ARGENTINA, en un intento por detener la caza indiscriminada de especies exóticas quee está sufriendo nuestro país, tanto en el Norte (Formosa, Chaco, Misiones y Corrientes), como en el Sur (Río Negro, Neuquén y Chubut), junto al Equipo Interdisciplinario de MIGLINO y Abogados recogimos 10 (diez) razones más importantes por las cuales el uso de las pieles debe ser eliminado:
1 – Muerte Masiva de Animales
Anualmente la industria peletera causa la muerte en el mundo a más de 140 millones de animales silvestres. En la REPÚBLICA ARGENTINA se calcula que son unos 1o millones.
De los 140 millones sacrificados, el 30 por ciento son animales criados y sacrificados en granjas y el resto son cazados directamente en el medio natural donde viven, utilizando generalmente trampas no selectivas que a su vez producen la muerte de otros 80 millones de animales no útiles para la peletería. Cada prenda elaborada con piel de animales silvestres esconde la muerte innecesaria de muchos animales y las personas que compran o utilizan las mismas deben asumir su responsabilidad por dichas muertes.
2 – Extinción de Especies
La captura y muerte de animales salvajes con fines peleteros ha llevado durante los últimos siglos a la extinción a diversas especies, como por ejemplo, al visón del mar y al zorro de las Islas Malvinas, mientras que a otras muchas las ha puesto al borde de la desaparición. Algunas de estas especies son: castor, ocelote, pantera nebulosa, nutria marina, tigre, jaguar, koala o chinchilla salvaje. En la actualidad todavía se matan animales silvestres en libertad pertenecientes a especies que se encuentran muy amenazadas.
3 – Sufrimiento Innecesario
La peletería no es sólo sinónimo de muerte, también lo es de sufrimiento. Los métodos utilizados para matar los animales son estremecedores. En el caso de animales en libertad su muerte se produce especialmente mediante la utilización de trampas, tales como cepos. Estos métodos no causan la muerte del animal de forma rápida, sino que alargan el sufrimiento. La muerte termina produciéndose tras largo tiempo de agonía.

Las granjas del horror:
En el caso de las granjas, la crueldad se inicia desde el momento en que los animales son obligados a vivir en ínfimas cajas junto a cientos de congéneres, con grandes niveles de “stress”. Las granjas no tienen en cuenta las necesidades psicológicas y etológicas, causando en los animales estereotipos, movimientos anormales, apatías y automutilación, incumpliendo la Convención Europea para la protección de los animales de granja. Los métodos utilizados para matar estos animales van desde el gaseado con monóxido o dióxido de carbono, la dislocación del cuello, la inyección de pentobarbital sódico y la electrocución, hasta el desangrado. 
4 – Manipulación Genética
La manipulación genética es una constante en las granjas. Se realiza una cría “selectiva” basándose en características tales como la calidad y el color de la piel, o el éxito reproductor. Por ello los visones de granja son más grandes y tienen mayor índice de reproducción que los ejemplares libres de su propia especie, aumentando así la producción. El resultado es un animal que poco o nada tiene ya que ver con sus características naturales, con lo cual cuando se produce la fuga de animales de granja, estos produce alteraciones genéticas en las poblaciones silvestres.


5 – Intento de Domesticación
La cría en granjas de animales silvestres con visones o zorros, se realiza como bajo la premisa de que se trata animales domésticos. Piénsese que llevamos 12.000 años conviviendo con perros, 7.000 con cerdos y 4.000 con gallinas. Dado que las granjas europeas más antiguas de visón datan de 1920, estos animales han estado en cautividad menos de 75 años y no se les puede considerar en ningún caso animales domésticos. Son animales silvestres encerrados condenados a la desaparición de su forma de vida y comportamiento como especie, perdiendo la capacidad de sobrevivir por sus propios medios, pasando a depender del hombre, lo que conlleva la extinción.
6 – Introducción de Especies Exóticas
Una de las consecuencias menos conocidas, pero más impactantes ambientalmente, de la proliferación de las granjas peleteras, es la introducción no deseada de especies no autóctonas en el medio natural. En diversas partes del mundo los animales escapados de dichas granjas vienen produciendo la ruptura del equilibrio ecológico.
7 – Derroche de Recursos
La muerte anual de 140 millones de animales silvestres, para la confección de productos de lujo es un evidente derroche de nuestro recurso faunístico. Pero además la existencia de las granjas peleteras supone también un derroche energético y de alimentos. 

Cuánto alimento hace falta para confeccionar una sola  piel de visón?

Se calcula que tres toneladas de alimento (harina de pescado, proteínas vegetales, cereales, etc.) son necesarias solo para confeccionar un abrigo de visón y 1 tonelada para un abrigo de zorro. Si estas cantidades se multiplican por los 30 millones de visones que cada año producen las granjas, resulta que anualmente se usan 1.650.000 toneladas de alimento. Se comprende por qué los bancos de arenque de los países del norte se están agotando, ya que la mitad de los arenques que se capturan en estos países, se utilizan para las granjas peleteras. Piénsese en que ocurre con nuestras merluzas australes que cada año son menos y también tienen destino de alimento para animales, en este caso en cautiverio.
8 – Producción de Residuos
La cría de animales en granjas generan ingentes cantidades de residuos orgánicos de los lechos de estabulación, de los alimentos y de los cadáveres despellejados, que favorecen y desarrollan la proliferación de ratas y microorganismos patógenos, y la eutrofización de las aguas. Además, en el curtido de las pieles se emplean metales pesados que se vierten en las aguas industriales, envenenando los ecosistemas acuáticos. Nuestro Riachuelo en la Provincia de Buenos Aires es mudo testigo desde hace 90 años de la presencia de industrias curtidoras que eliminan deshechos directamente al agua.
9 – Lujo Superfluo
Latinoamérica cuenta con un clima que torna innecesaria la utilización de abrigos de piel, especialmente si comparamos nuestras temperaturas con la de los principales países productores de estas pieles (Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Unión Soviética o Canadá). El hombre vistió con pieles en la antigüedad pero lo hizo por necesidad y no por lujo.
10 – Prendas Alternativas
Las razones expuestas justifican sobradamente la no compra ni utilización de productos elaborados con pieles. Sin embargo existen suficientes materiales alternativos, tanto para luchar contra el frío  como para embellecer el cuerpo. El mismo cuero, procedente del ganado doméstico utilizado para la alimentación, supone un material que puede ser aprovechado, apoyando de esta forma nuestra ganadería extensiva. Existe incluso la posibilidad de imitar la piel de determinadas especies. Una mezcla de seda natural y lana de camello se parece a la piel de nutria, mientras que el visón tiene su sucedáneo en la lana de angora. Por supuesto abogamos por fibras naturales como la lana, seda, algodón o lino, pero en el mercado existen suficiente tipo de prendas de abrigo como para desterrar la utilización de pieles de animales silvestres para la elaboración de abrigos y productos de pieles de animales.




Dr. Javier Miglino. CEO de MIGLINO y Abogados.

Especial para la ONG DEFENDAMOS LA REPÚBLICA ARGENTINA.

Autorizada la reproducción con indicación de la fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario