JAVIER MIGLINO y ABOGADOS. ASUNTOS EN TODO EL PAÍS.

DR. JAVIER MIGLINO y ABOGADOS.


Desde 1945 más que Abogados.
Asuntos en toda la República Argentina.

Contacto lineas rotativas:
(011) 4786 - 8118
(54 11) 4786 - 8118

Para solicitar una consulta:
Lunes a Viernes. 11 a 15 horas.



Av. Alicia Moureau de Justo 540.
Puerto Madero.

BELGRANO

Avenida del Libertador 6222.

SAN ISIDRO

Avenida del Libertador 13.920.

NEUQUÉN

Juan B. Justo 350. Ciudad de Neuquén.

MIAMI:

2216 NW 4th Terrace MIAMI. Miami.
FLORIDA. 33125. MIAMI.
ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA.

































martes, 11 de octubre de 2016

Samsung Galaxy Note 7. La empresa surcoreana deberá indemnizar a cada cliente con hasta 10.000 dólares.



El escueto comunicado de SAMSUNG que se hizo público hace 30 minutos.


El grupo surcoreano Samsung Electronics ha ordenado al conjunto de sus socios mundiales el cese de la venta de su teléfono inteligente Galaxy Note 7 y de los cambios de aparatos que ya fueron reemplazados, después de que ardieran algunos de estos modelos nuevos.
Horas después, la compañía surcoreana anunciaba el cese total de la producción del Galaxy Note 7.
En un comunicado, el primer fabricante mundial de teléfonos inteligentes dijo que tomó esta decisión para permitir una "investigación profunda" de estos incidentes que le han perjudicado seriamente. En el breve comunicado, la compañía surcoreana lanza una clara advertencia a los consumidores: "Ya sea un Galaxy Note 7 original o uno reemplazado deben apagar y dejar de usar el dispositivo".








"La seguridad de los consumidores es nuestra prioridad, Samsung pide a todos los operadores y minoristas que dejen de vender y cambiar el Galaxy Note 7 mientras se lleva acabo la investigación".
Las acciones de Samsung Electronics han caído un 8,04% en la Bolsa de Seúl tras el anuncio. Al cierre de la negociación en el país asiático el precio de los títulos del gigante tecnológico surcoreano se desplomaron hasta los 1,545 millones de wones (1.241 euros/ 1.379,4 dólares), frente a los 1,68 millones de wones (1.348,5 euros/ 1.500 dólares) en los que cerró el lunes en el parqué local.

Desastrosa gestión de la crisis



La gestión de la crisis por Samsung también ha sido bastante desastrosa, puesto que el grupo ha reconocido de forma implícita por primera vez que los aparatos distribuidos para reemplazar los primeros millones del Note 7 vendidos también tenían problemas.
"La primera vez se puede pensar en un error. Pero lo mismo se repite dos veces en el mismo modelo y esto generará una considerable pérdida de confianza de los consumidores", observó Greg Roh, de HMC Investment Securities.
"La razón de que los consumidores se inclinen por Apple o Samsung es la fiabilidad del producto. En esto, el daño en términos de imagen es catastrófico y Samsung tendrá que emplearse a fondo para invertir la tendencia".
El grupo surcoreano justificó su decisión por la necesidad de una "profunda investigación" de los incidente que le han perjudicado mucho.
"Nadie debería estar preocupado por el hecho de que un teléfono pueda poner en peligro a personas o bienes", indicó en un comunicado.

¿Un fiasco de '10.000 millones'?


El domingo, el gigante estadounidense de telecomunicaciones AT&T y su competidor alemán T-Mobile anunciaron que cesaban las operaciones con los Galaxy Note 7 a la espera de investigaciones suplementarias.
El lunes, un responsable de un proveedor de Samsung indicó a la agencia surcoreana Yonhap que el grupo había decidido suspender la producción del aparato.
Ciertos analistas estimaron que Samsung, dispuesto a todo para seguir a flote en un mercado ultracompetitivo, había lanzado deprisa y corriendo la producción del Note 7 en el mismo momento en que Apple intensificaba las expectativas con su iPhone7.
Sin embargo, esta "phablet" era crucial este año en el plan de crecimiento de la rama "smartphones" del gigante surcoreano, amenazado también en la gama de modelos básicos por recién llegados ambiciosos procedentes de China.
Linda Sui, especialista de telefonía móvil en Strategy Analytics, estima que este caso podría costarle a Samsung "10.000 millones de dólares o más".
"El impacto en la imagen de marca y en la confianza de los consumidores podría ser mucho peor", asegura la especialista, y añade que Samsung hasta podría tener que renunciar completamente al Note 7.
El fracaso del Note 7 es más inquietante si cabe porque se produce en un momento crítico para el grupo, embarcado en una transición generacional complicada en su cúpula.

El reclamo judicial en Miami:
Mientras tanto aquellos que compraron el SAMSUNG Note 7 en América Latina y pagaron desde 800 a 1.800 dólares, dependiendo del precio en cada país, están preparando una demanda colectiva ante los Tribunales del Estado de Florida, donde la empresa surcoreana ha constituido su jurisdicción judicial para Latinoamérica, exigiendo la indemnizacion por el monto pagado más los gastos inherentes a la falta de comunicación, el lucro cesante, el daño moral por cargar con una "cosa peligrosa" y otros rubros que el abogado italoargentino Javier Miglino cifra en 10.000 dólares para cada afectado.

"El Estudio Miglino y Abogados ha llevado adelante reclamos contra MOVISTAR, FORD y COMPAQ por daños inherentes al servicio y/o a los productos y estamos convencidos de que luego de redondear la demanda colectiva con otros colegas de América Latina y España, tendremos un acuerdo favorable en poco tiempo, toda vez que a SAMSUNG cada día que la opinión pública sigue hablando sobre el affaire del peligroso Note 7 es un clavo más en el ataúd de la empresa", dijo Miglino.

AFP

No hay comentarios:

Publicar un comentario